Bienvenida de la Directora

UNA BIENVENIDA EN TIEMPOS ESPECIALES

Querida Comunidad de Escuela Montessori de Panamá:

A pesar de este extraño tiempo en que de repente todo nos cambió, en que hay un sabor a incertidumbre por lo que ocurrirá cada día, nos mantenemos positivos y con la certeza de que esto como otras situaciones también pasará.

No olvidemos que nuestra querida creadora del método Montessori desarrolló su trabajo intenso a favor de los niños del mundo en medio de dos terribles guerras mundiales, y aunque tuvo muchos obstáculos nunca se dio por vencida. Su mayor preocupación fueron los niños y así lo demostró, razón por la cual miles de niños del mundo se benefician hoy de una educación científica , respetuosa de la vida, y amante de la paz.

En el libro “Formación del Hombre “la Dra. Montessori expresa que el niño tiene grandes poderes, que nosotros no sabemos utilizar y enfatiza que “es necesario reconstruir una educación nueva que empiece ya desde el nacimiento”. Entonces aprovechemos cada día de la vida del niño para que desarrolle todas esas potencialidades a las que ella tanto se refirió. Estos días deberían ser utilizados para fortalecer los vínculos “únicos” entre padres e hijos de manera sana y amorosa. Reconocemos que no es fácil, que sus trabajos y sus preocupaciones forman parte de su diario vivir, pero esfuércense por disfrutar de ellos queridos padres, establezcan nuevas rutinas para el aprendizaje.

De nuestra parte hemos hecho y continuaremos haciendo todo lo posible para ayudarles a encontrar cierta consistencia en casa para que puedan sobrellevar su rutina diaria y el aprendizaje de sus hijos, a través de las diferentes herramientas que estamos utilizando. Aprovecho para sugerirles algunas sencillas normas que pudieran tomar en cuenta:

  • Las rutinas son importantes.
  • Supervisar el uso de pantallas planas sobre todo en este tiempo ya que pueden encontrar información preocupante para ellos.
  • Seguir al niño” tal cual María Montessori nos indicó. Observarlo y discriminar sus intereses, facilitará el trabajo con ellos.
  • La práctica y la experiencia ayudará a darle confianza e independencia.
  • Permítale que ayude con las actividades del hogar de manera divertida y creativa.
  • Busque espacios dentro de su hogar para que pueda maravillarse o asombrarse de lo que le rodea, lo que ve, lo que escucha o simplemente de una lectura. Porqué no maravillarse de este silencio que pocas veces podemos disfrutar.
  • Diviértase con su niño o jovencito. Hagan un picnic en un área de su casa, elaboren un teepee tent con sábanas, elaboren platillos con frutas o vegetales, realicen un Karaoke familiar o aprendan un nuevo baile.

Aún cuando no nos fue posible despedirnos de nuestros queridos niños y jóvenes como habríamos deseado, les dejamos nuestro amor y nuestro deseo de vernos pronto.

Con mucho cariño

Lidia Bértoli de Palau

Directora

Escuela Montessori de Panamá